Destacados

ver más
Día de la Convivencia EscolarPOR Colegio Adventista de Antofagasta
014/05/2018

Desde el 02 al 04 de mayo se realizaron actividades para celebrar el Día de la Convivencia Escolar.

Alumnos participan en la JUDEJUTPOR Colegio Adventista de Antofagasta
COADAN en Programa Enlace Escolar UCNPOR Colegio Adventista de Antofagasta
Lista A es elegida como nuevo CEAL 2018POR Colegio Adventista de Antofagasta
Corporación PROA Entrega Libros a COADANPOR Colegio Adventista de Antofagasta
CEAL celebra elecciones 2018POR Colegio Adventista de Antofagasta

Banners

Lectura Bíblica: Hechos 28

Ministerio de Pablo en Malta

1 Una vez a salvo supimos que la isla se llamaba Malta. 2 Los nativos nos trataron con singular humanidad. Encendieron fuego, a causa de la lluvia que caía y el frío, y nos recibieron a todos. 3 Cuando Pablo juntaba algunas ramas secas para echarlas al fuego, una víbora, huyendo del calor, se prendió de su mano. 4 Cuando los nativos vieron la víbora colgada de su mano, decían unos a otros: “Este hombre de cierto es homicida. Escapó del mar, pero la justicia no lo deja vivir”. 5 Pero él sacudió la víbora en el fuego, y ningún mal padeció. 6 Ellos esperaban verlo hincharse o caer muerto de repente. Pero luego de esperar mucho y ver que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un dios. 7 En ese lugar había una propiedad de Publio, el principal de la isla. Él nos recibió y hospedó amablemente durante tres días. 8 El padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y disentería. Pablo entró a verlo y, después de haber orado, puso las manos encima y lo sanó. 9 Cuando esto sucedió, los demás que en la isla tenían enfermedades se acercaron, y fueron sanados. (1 Cor. 12:9, 28) 10 Ellos nos honraron de muchas maneras; y cuando partimos, nos cargaron de las cosas necesarias.

Pablo llega a Roma

11 Pasados tres meses nos hicimos al mar en una nave alejandrina que había invernado en la isla y tenía por enseña Cástor y Pólux. 12 Llegados a Siracusa, estuvimos allí tres días. 13 De allí, costeando alrededor, vinimos a Regio. Un día después sopló el viento sur, y en dos días llegamos a Poteoli. 14 Allí encontramos hermanos, y nos rogaron que quedásemos con ellos siete días. De ahí nos dirigimos a Roma. 15 Cuando los hermanos de Roma supieron de nuestra llegada, salieron a recibirnos hasta la plaza de Apio y las Tres Tabernas. Al verlos, Pablo dio gracias a Dios y se sintió reanimado. 16 Al llegar a Roma, el centurión entregó los presos al prefecto militar. Pero a Pablo le permitieron vivir aparte, con un soldado que lo custodiaba.

Pablo predica en Roma

17 Tres días después, Pablo convocó a los principales judíos. Y cuando estuvieron reunidos les dijo: “Hermanos, no habiendo hecho nada contra el pueblo, ni contra las costumbres de nuestros padres, he sido entregado preso desde Jerusalén en manos de los romanos. 18 “Después de examinarme me querían soltar, por no haber en mí ninguna causa de muerte. 19 “Pero debido a que los judíos se opusieron, fui forzado a apelar al César; sin que por eso tenga de qué acusar a mi nación. 20 “Por esta causa os llamé, para veros y hablaros. Porque por la esperanza de Israel estoy sujeto con esta cadena”. 21 Entonces ellos respondieron: “Nosotros no hemos recibido de Judea ninguna carta tocante a ti, ni ninguno de los hermanos llegados aquí nos ha denunciado o hablado nada malo de ti. 22 “Pero deseamos oír de ti mismo lo que piensas. Porque sabemos que en todas partes hablan contra esta secta”. 23 Habiendo señalado un día, vinieron en gran número a ver a Pablo adonde se hospedaba. Entonces, desde la mañana hasta la tarde testificó del reino de Dios, procurando persuadirlos acerca de Jesús, por medio de la ley de Moisés y los profetas. 24 Algunos se convencieron de lo que decía, y otros no creyeron. 25 Y como estaban en desacuerdo entre sí, y ya se iban, Pablo les dijo: “Bien habló el Espíritu Santo por el profeta Isaías a nuestros padres: 26 “ ‘Ve a este pueblo y diles: De oído oiréis, y no entenderéis, y mirando veréis, y no percibiréis. (Isa. 6:9, 10) 27 “ ‘Porque el corazón de este pueblo se ha embotado, han endurecido sus oídos y cerrado sus ojos, para no ver con los ojos, ni oír con los oídos, ni entender de corazón, ni convertirse, para que yo los sane’. 28 “Sabed que esta salvación de Dios ha sido transferida a los gentiles. Y ellos oirán”. (Luc. 3:6) 29 [Cuando hubo dicho eso, los judíos salieron y tuvieron gran discusión entre sí]. 30 Pablo se quedó dos años enteros en su casa de alquiler, y recibía a todos los que venían a él, 31 predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, con franca libertad y sin estorbo.

Localización

Mayo de 2018

 

Volver

DomLunMarMieJueVieSab
293012345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829303112

Acceso a WebClass

SISTEMA ADMINISTRACIÓN ESCOLAR

Matrículas Abiertas

Plan Lector

BLOG PORTAL